octubre 2011 - El Taller del Traductor
0
archive,date,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-12.0.1,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.5,vc_non_responsive

octubre 2011

A pesar de que Chrome está ganando terreno a pasos agigantados, según las últimas estadísticas, Firefox sigue siendo el navegador más utilizado a día de hoy. Una de las funciones que echo de menos en Chrome es la posibilidad de añadir motores de búsqueda al propio navegador. En Firefox, esta función se encuentra en la parte superior derecha, justo al lado de la barra de direcciones y permite ahorrar mucho tiempo. Su funcionamiento es muy sencillo: Cuando queramos hacer una búsqueda en alguno de los motores que tengamos instalados, en primer lugar debemos asegurarnos de que se encuentra seleccionado aquel que queramos utilizar. A continuación, indicaremos en la caja de texto qué es lo que deseamos buscar. Y con tan solo pulsar Enter, nos aparecerá la web del motor de búsqueda y nos mostrará directamente los resultados. A primera vista, puede que parezca que no nos ahorra mucho tiempo. Pero si investigamos un poco más, podemos sacarle mucho rendimiento a esta función. Con la expresión "motor de búsqueda", no solo se hace referencia a páginas como Google o la Wikipedia, también podemos guardar búsquedas predeterminadas en multitud de diccionarios y obras de consulta que los traductores visitamos con mucha frecuencia. ¿A quién no le gustaría ahorrarse tener...