mayo 2013 - El Taller del Traductor
0
archive,date,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-12.0.1,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.5,vc_non_responsive

mayo 2013

[caption id="" align="alignleft" width="213"] Qué duros son los comienzos.[/caption] Cómo hacerse un hueco en el mundo de la traducción profesional Estos días he leído varias entradas de otros blogs en las que se trataba de forma bastante positiva la inserción laboral o profesional de los futuros traductores. Lo cierto es que, a pesar de que el entorno actual no es nada favorable en España, empezar en un oficio nunca ha sido fácil. Y el mundo de la traducción profesional es un claro ejemplo de ello. Corría el año 2003. Mis compañeros de promoción y yo estábamos en cuarto y se oían por los pasillos muchos comentarios acerca de lo que haríamos al acabar la carrera. Hasta ese año, a pesar de que yo y el francés no nos llevábamos muy bien, siempre había imaginado que los traductores "de verdad" estaban en las instituciones europeas o traduciendo libros. No fue hasta inscribirme en aquella misteriosa asignatura llamada "localización de software" ("Será buscar programas para traducir, ¿no? Interesante.", pensé antes de hacer la matrícula) cuando descubrí que podía hacer muchas más cosas y olvidarme un poco de mis traumas con el francés (desolée...