Blog - El Taller del Traductor
1815
page-template,page-template-blog-large-image,page-template-blog-large-image-php,page,page-id-1815,page-parent,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-12.0.1,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.5.4,vc_non_responsive

Blog

Poder realizar tu trabajo a través de internet tiene ventajas, pero también inconvenientes. Por desgracia, no es infrecuente leer comentarios y experiencias de compañeros que han sido víctimas de estafas, impagos y otras desgracias que afectan al bolsillo. Veamos algunos trucos y consejos para prevenir alguna de estas situaciones en la medida de lo posible. Antes de aceptar el encargo Un cliente nuevo se pone en contacto contigo y te pide presupuesto. ¡Qué alegría! Antes de pedirle archivos (si no te los ha mandado), busca al cliente en internet. También en el BlueBoard y busca menciones en alguna lista de traducción como TRAD o grupos de traductores de FB. Si encuentras información positiva, ¡adelante con el presupuesto! Si no te convence lo que encuentras, deberás valorar si quieres arriesgarte. Si no aparece ningún dato relevante o no das con el cliente en internet no es mala señal, pero tendrás que tomar precauciones adicionales. Clientes particulares En este caso, nada te impide hacerle un presupuesto en el que indiques que el abono debe realizarse por adelantado. Esta sería la opción más segura. Si tienes la documentación original, puede servirte como garantía de que el cliente pasará a buscar la traducción y, en tal caso, el pago...

Gracias a los traductores te sumerges en el cine y tus series favoritas. Gracias a los traductores la literatura te emociona con su propia voz. Gracias a los traductores internet habla tu mismo idioma. Gracias a los intérpretes vives el devenir de la historia en primera persona. Gracias a los traductores exploras mundos más allá de lo conocido. Gracias a los intérpretes entiendes más que palabras. 30 de septiembre, Día Internacional de la Traducción Gracias, traductores ...

[caption id="" align="alignleft" width="223"] DAFO[/caption] O cómo analizarte a ti mismo como si fueras un proyecto. DAFO, un palabro que suena un poco feo, pero que encierra cuatro palabras muy sencillas: Debilidades, Amenazas, Fortalezas y Oportunidades. Es un modelo empleado para analizar proyectos y empresas, aunque en este caso lo vamos a utilizar para analizarnos desde un punto de vista profesional. Es una de esas cosas que a la legua parecen aburridísimas y sueltan un tufillo empresarialrollopatatero que tira para atrás. Sin embargo, con un poco de paciencia y mirándola con buenos ojos, se le puede sacar mucho partido y puede servir como hoja de ruta para aquellos temerarios que osen poner un pie en la senda de la traducción.   ¿Cómo se rellena? Primero debo aclarar que este documento solo refleja el estado actual en el que se encuentra aquello que queremos analizar, por lo que debe ir actualizándose a medida que se cumplan los objetivos marcados. A modo de ejemplo, intentaré realizar el perfil de un traductor recién licenciado. Debilidades  Son nuestro talón de Aquiles. Nuestras limitaciones. Aquellas cosas que nos impiden comernos el mundo de un bocado o, en el caso que nos ocupa, lo que frena la entrada al mercado de los recién licenciados....

Una de las primeras preguntas que nos hacemos a la hora de adentrarnos en el mundo profesional de la traducción es dónde podemos encontrar trabajo. ¿Habrá algún portal en internet en el que los clientes o empresas busquen profesionales de nuestro perfil? Dado que esta consulta me ha llegado varias veces en los últimos meses por correo, he decidido hacer una entrada por si pudiera ser de utilidad a más personas. Además, la vuelta al cole siempre es buena excusa para ampliar la cartera de clientes. Portales específicos para traductores autónomos Proz, todo un clásico. Es el portal de referencia. Aunque no tiene el diseño más atractivo del mundo, tiene una base de datos que incluye más de 60 000 agencias. Además, la opción BlueBoard permite conocer la opinión que otros traductores tienen sobre las agencias. Es recomendable consultarla antes de colaborar con nuevas agencias. Estas dos opciones, junto a la posibilidad de tener un perfil en el sitio son, a mi juicio, lo más interesante de esta web. Translatorscafe,competencia directa del anterior, aunque algo más descafeinado :). También tiene una base de datos de agencias, aunque mucho más pequeña. La parte negativa de este tipo de páginas es que, aunque a veces se publican...

Hace unas semanas descubrí la existencia del "Diccionario de dificultades del inglés" de Alfonso Torrents Del Prats. Tras leer algunas reseñas, lo pedí en Amazon de segunda mano y quedé a la espera de recibirlo. Hoy he ido a buscarlo a Correos y la cara que se me quedó al ver esto ha tenido que ser impresionante: [caption id="attachment_2291" align="aligncenter" width="629"] El diccionario que llevaba mi nombre[/caption] A pesar de que mi apellido es bastante común, la combinación con mi nombre no lo es tanto. ¿Qué probabilidades hay de que el día de tu cumpleaños recibas un libro de segunda mano cuyo dueño anterior se llamase igual que tú? Me debato entre jugar a la lotería o ir a Los Ángeles a averiguar el paradero de mi tocaya. Este puede ser el comienzo de una gran novela...

Estos días comentaba con los compañeros una cuestión que suele aparecer de vez en cuando. Tras indagar un poco, parece que la gramática española nos da la respuesta definitiva, por lo que aprovecho para colgarla por aquí por si a alguien le sirve de ayuda. Algunas de las expresiones más recurrentes con las que nos topamos los traductores en cualquier manual en inglés son aquellas en las que se insta al usuario a comprobar alguna cosa antes de hacer otra. Son muy frecuentes en las secciones de resolución de problemas o en las instrucciones paso a paso. El esquema suele ser "Before this" + "do that" o viceversa. Incluyen verbos como "make sure", "check", "revise", etc., que vienen a indicar, por lo general, que se debe verificar que una situación determinada es cierta. Por ejemplo, si nos encontramos con "Before leaving the house check that the door is locked", una opción podría ser: "Antes de salir de casa, compruebe que la puerta esté cerrada", aunque no pocas veces se ve traducido así: "Antes de salir de casa, compruebe que la puerta está cerrada". Según la Nueva gramática de la lengua española, al emplear el subjuntivo en este tipo de expresiones se induce un matiz...