Blog - El Taller del Traductor
1815
paged,page-template,page-template-blog-large-image,page-template-blog-large-image-php,page,page-id-1815,page-parent,paged-2,page-paged-2,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-12.0.1,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.5.5,vc_non_responsive

Blog

Justo antes de irme a dormir me he topado con esta reflexión de Seth Godin: Successful freelancers need to charge at least double the hourly rate that they'd be happy earning doing full time work. (In many fields, it's more like 4 or 5x). And they need to spend at least half their time getting better at their craft (and helping the market understand and appreciate what they do). Your mileage may vary, but one sure route to becoming an unhappy freelancer is charging just enough and hoping that the low price will keep you busy all the time. Y me ha llamado la atención porque creo que estos tres pilares del éxito pueden aplicarse tanto a autónomos como a asalariados: El dinero que ganas (obsérvese la diferencia entre ganar y cobrar/ingresar) forma parte del éxito que tengas como profesional (autónomo o no). No porque tengas que ganar una millonada (a todos nos gustaría, ¿no?), la cosa está más bien en que ganar más dinero del que necesitas para subsistir te permite ahorrar. La estabilidad laboral es una quimera en la sociedad actual, de modo que no nos queda otra que aspirar a la estabilidad financiera, como si fuéramos una empresa, vamos. Al menos necesitas emplear...

Esta semana me preguntaba mi amigo João cómo se podía presupuestar una revisión y he pensado que sería útil compartir aquí algunas ideas que le comenté. Además, también pueden aplicarse a las transcripciones o cualquier otro trabajo por horas, ya que se trata de un método en el que se pretende establecer previamente el número de horas que nos llevará el trabajo y poder dar así un presupuesto cerrado. Pedirle al cliente, tanto si es directo como agencia, el documento en cuestión. En caso de que sea una transcripción, necesitaremos el vídeo o el audio correspondiente. Delimitar y aclarar con el cliente el objeto del encargo. Con los términos "corrección" y "revisión" suele haber bastante confusión, de modo que no está de más que confirmemos de qué tipo de trabajo se trata. Quizá a los clientes directos haya que explicarles la diferencia, pero si cumplimos con este paso nos podemos ahorrar más de un disgusto. Con las transcripciones, entre otras cosas, conviene ponerse de acuerdo con el formato que se va a utilizar y asegurarnos de que vamos a incluir todos los datos que el cliente necesita. Examinar el documento y hacer una prueba con una muestra. Aquí está el quid de la cuestión. ¿Cuánto...

We have had our ups and downs, our fair share of ridiculous rates and impossible deadlines. That's what made us what we are today. Now we stand here before you. What you see are bodies crafted to perfection with hands engineered to defy the laws of typing and a mindset to provide you the most epic of translations. [caption id="attachment_2158" align="aligncenter" width="740"] Only professionals provide epic translations[/caption] Gracias al Gascón Jurado por enseñarme el vídeo....

[caption id="attachment_2122" align="aligncenter" width="852"] Sondeo de mercado para conseguir encargos de traducción[/caption] Semana 2 - Día 2 Existen muchas técnicas para ponernos en contacto con clientes potenciales, lo cual nos servirá para conseguir más encargos de traducción. Cada día, nosotros mismos somos objetivo de cientos de empresas que nos bombardean con su publicidad. Echad un vistazo a vuestras cuentas de correo no deseado. O consultad por un momento los anuncios que Facebook muestra a la derecha. Al igual que el telemarketing, la eficacia de enviar correos electrónicos a mansalva o infestar Google o Facebook con tus anuncios se basa en el volumen: hay que dar mucho la brasa a mucha gente para que alguien pique. Si algo bueno tienen las técnicas tipo "dar la brasa" es su comodidad: son muy automatizables y no requieren mucho esfuerzo. Por eso mismo, su parte negativa es que la inmensa mayoría hace lo mismo. De modo que, al final, su eficacia queda bastante en entredicho. Confesad: ¿realmente leéis todos los mensajes publicitarios que os llegan al buzón de correo? Por muy pesado que se ponga Amazon...

Retomamos el curso sobre cómo vender servicios de traducción con una parte fundamental: los clientes. Semana 2 - Día 1 En la entrada anterior nos habíamos propuesto elaborar un borrador de propuesta de valor como paso previo para abordar a nuestros potenciales clientes. Hoy toca analizar a quién vamos a ofrecer nuestros maravillosos servicios. [caption id="attachment_2084" align="aligncenter" width="852"] Fuente: http://www.flickr.com/photos/22553351@N03/6635779085/in/photolist-b7o6We-6ooHcz[/caption] Recordemos que, a modo de ejemplo, habíamos partido de tres áreas: traducción jurídica, interpretación médica y traducción literaria. Para centrar más nuestra propuesta de valor (recordemos que una de las estrategias para ser más competitivos es especializarse), decidimos especializarnos en traducción de contratos de compraventa de inmuebles, interpretación en congresos médicos y en traducción de literatura juvenil. Ahora toca estudiar el mercado potencial de clientes. Para ello podemos realizarnos preguntas cómo: ¿Quién puede necesitar traducir contratos de compraventa de inmuebles? ¿Cuántos congresos de medicina se realizan al año en mi zona? ¿Suelen intervenir ponentes extranjeros? ¿Qué editoriales publican literatura juvenil? ¿Se publican novelas juveniles traducidas? No es necesario que este análisis inicial sea muy exhaustivo, pero los resultados deben ser específicos. Me explico: necesitamos localizar a clientes potenciales reales, de carne y hueso. Una vez los hayamos localizado, tenemos que hablar con ellos...

Semana 1, día 3 En la anterior entrada nos habíamos quedado en la búsqueda de nuestra competencia. Ahora toca ir un paso más allá y preparar el terreno para la búsqueda de clientes. Toca definir qué servicios vamos a ofrecer a nuestros clientes. Algo interesante habrá que ofrecerles cuando llamemos a su puerta, ¿no? Uno de los mejores libros de negocios que he leído hasta la fecha, The Personal MBA de Josh Kaufman, enumera 12 formas de crear valor: Producto [caption id="" align="alignright" width="259"] Valor[/caption] Servicio Cesión del uso de un recurso compartido Suscripciones Reventas Alquileres Comisiones Concentración de audiencias Préstamos Opciones Seguros Inversiones En el caso de la traducción, la forma más habitual de crear valor es mediante un servicio o comisiones. Al hablar de los servicios, una de las puntualizaciones más importantes que hace es que cuando se trata de servicios basados en habilidades que no todo el mundo tiene y, sobre todo, cuando dichos servicios dependen del esfuerzo y tiempo que empleemos en ellos, es vital cobrar lo suficiente para que valga la pena el esfuerzo. Al hablar de valor, no podemos olvidar cómo es valorado nuestro servicio por parte de nuestros clientes. ¿Qué valor perciben? Si nos contratan la traducción de una web,...